CRECE EL NÚMERO DE CASOS DE SARAMPIÓN EN ESTADOS UNIDOS

Sarampion_t670x402
Houston.- En el 2006, Lorna Ortiz vacunó a su hijo mayor contra el sarampión, quién en ese entonces tenía 1 año. Hoy su hijo tiene 9 años y desde hace ocho años sufre de daño cerebral y autismo, una condición que según Ortiz fue provocada por la vacuna.

Brote en los Estados Unidos

Por eso, a pesar de que ya sean más de 150 los casos de sarampión que se han reportado en el país en lo corrido de este año, de acuerdo al Centro para el Control de Enfermedades, Ortiz no piensa vacunar a su otro hijo de 3 años contra este virus.

“No, no lo he vacunado y hasta ahora no tengo la necesitad de hacerlo”, expresó Ortiz, de nacionalidad puertorriqueña y residente en Katy (Texas). “Una vacuna de sarampión no define la salud de un niño”, recalcó.

Ortiz piensa que vacunar a sus hijos no es la forma efectiva de prevenir enfermedades, por lo que le ocurrió a su hijo mayor, y en su lugar los alimenta bien para mantenerlos sanos.

“No va a volver a pasar”, dice con determinación esta mujer, quien además es la fundadora de Curando el Autismo (CEA)una organización que a través de su página web www.curandoelautismo.com, orienta y asesora a los padres con hijos autistas.

“La mayoría de los niños [en está fundación] tuvieron autismo regresivo y en muchos fue causado por las vacunas”, indicó Ortiz.

Screen Shot 2015-03-24 at 6.49.14 PMPero contrario a lo que dice Ortiz, Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical en el Colegio de Medicina Baylor de Houston, asegura que es inusual que las vacunas desarrollen autismo.

“Muchos padres no se dan cuenta de que sus hijos tienen autismo hasta que son vacunados”, señaló Hotez.

El pediatra indicó que él mismo tiene una hija autista, y que él y su esposa se pudieron dar cuenta que su hija sufría de esta condición al compararla con sus dos hijos mayores.

 *Reportaje publicado en www.semananews.com

Prevención

Carla Tejada, de Honduras, se mudó hace nueve meses a Houston y vacunó a sus tres hijos contra el sarampión, a pesar de que ya los había vacunado en Honduras. “Para estar seguros y prevenir muchas enfermedades”, dijo.

Ella piensa que está mal que la gente no vacune a sus hijos. “Se mira que es muy fuerte esa enfermedad, la prioridad son los hijos y hay que vacunarlos,” resaltó.

El virus del sarampión se contagia al tener contacto con una persona que esta infectada, por lo general cuando esta tose o estornuda. Es tan contagioso que si alguien tiene la enfermedad, el 90% de las personas a su alrededor también se infectará si no cuenta con la protección adecuada.

Los síntomas de este virus incluyen fiebre, secreción nasal y sarpullido de puntos rojos que empieza en la cabeza y se extiende al resto del cuerpo. Puede ser grave en niños pequeños y puede causar neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro) y raramente la muerte.

“Se les exhorta a los padres que vacunen a sus hijos contra esta enfermedad a la edad de 1 año”, resaltó Porfirio Villareal, vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Houston.

“Luego, entre los 4 y los 6 años se debe hacer una actualización, siendo en total dos vacunas”, agregó.

De acuerdo con el funcionario es importante que los padres vacunen a sus hijos contra todas las enfermedades y se aseguren de que estén protegidos antes de viajar al extranjero.

Según las autoridades sanitarias, el virus se puede desarrollar en pacientes de todas las edades, desde los 6 meses de edad hasta los 60 años.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s